( ... ARTICULO(S) )

Navegando en Home
Sábado, 24 Jun 2017
E-mail Imprimir PDF

Ecología y normatividad
Necesario reasignar recursos de la propuesta de Presupuesto 2012 para revertir rezago en combate al cambio climático
Con la finalidad de abatir el rezago en el cumplimiento de las metas que México ha establecido para 2012 a nivel nacional e internacional en materia de combate al cambio climático, son necesarios la asignación y el redireccionamiento de recursos en el Presupuesto para 2012 en acciones de mitigación y adaptación, coincidieron organizaciones de la sociedad civil.

Congregadas en el Grupo Mexicano de Financiamiento, 16 organizaciones no gubernamentales que trabajan en temas medioambientales, presupuestales, de equidad de género y derechos humanos, han detectado que no existe una correlación adecuada y eficiente entre las metas planteadas en términos de mitigación y adaptación al cambio climático, y la asignación de recursos reflejados en el presupuesto de egresos.

"Para hacer frente al cambio climático, se requiere -además de políticas eficientes- un financiamiento adecuado. Internacionalmente, México aparece como un país progresista por su liderazgo en el tema de financiamiento. Sin embargo, a nivel nacional, no se cuenta con mecanismos para una asignación presupuestal adecuada para las medidas de mitigación y adaptación que el país requiere", señaló Jorge Villarreal, Coordinador de Programas de la Fundación Heinrich Böll. Añadió que "en materia de adaptación, enfrenta graves escenarios de estrés hídrico e impacto en la agricultura en un contexto socieconómico marcado por el alto nivel de pobreza y de desigualdades".

De acuerdo con las metas establecidas en el Programa Especial de Cambio Climático (Pecc), para 2012 el país deberá reducir 51 millones de megatoneladas de bióxido de carbono (MtCO2e). De esa cantidad, 36% de la reducción (18 MtCO2e) debe provenir del sector energético; 30% de la agricultura, bosques y otros usos de suelo; y 23% del sector transporte. "Recientemente, el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) reconoció que México se encuentra atrasado en el cumplimiento de las metas de reducción.

Para revertir el rezago, el presupuesto debe direccionarse de manera transversal, transparente y equitativa lo que nos permitirá transitar hacia una verdadera economía baja en carbono enmarcada en el respeto de los derechos humanos, la equidad de género y los criterios de sustentabilidad, señaló Sandra Guzmán, coordinadora de Políticas Públicas del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

Para orientar dicho gasto, las organizaciones realizaron un análisis de los cuatro principales sectores emisores (transporte, energía, agricultura y el sector forestal) a fin de brindar una serie de recomendaciones en atención a solicitud de diversos miembros interesados del Congreso de la Unión. Dentro de los principales hallazgos se encuentra la preocupante caída de recursos asignados para cambio climático dentro del sector ambiente, teniendo una reducción de 584.2 millones de pesos en 2011 a 221.1 millones de pesos dentro de la propuesta de presupuesto 2012, es decir, una caída de 62% de recursos, afirmó Guzmán.

En lo que respecta al sector generación de energía que en nuestro país representa 21% de las emisiones Gases de Efecto Invernadero (GEI) totales, se ha señalado que la inversión en fuentes renovables y en la eficiencia energética es fundamental para lograr abatir el problema. Sin embargo, en el análisis presupuestal es evidente la intención de seguir priorizando los recursos fósiles y promoviendo la investigación y ampliación de la energía nuclear. Asimismo, los subsidios del sector siguen a la alza, llegando a casi 84 mil millones para 2012.

En este sector, se propone el direccionamiento de 2% de recursos que apoyan proyectos fósiles, con lo que se podrían poner en marcha los proyectos de energía renovable que quedaron fuera del presupuesto 2012. De igual forma, se propone que con el recurso destinado a megaproyectos hidroeléctricos como La Yesca, La Parota y El Cajón -que generan severos impactos ambientales y sociales- se dirijan recursos al fortalecimiento de políticas y acciones de eficiencia energética, en la producción, distribución y uso de la energía.

El sector transporte en México es responsable de 20.4% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), de las cuales 98% provienen del subsector autotransporte. En el caso de la asignación de presupuesto de los ramos 9, 23 y 20, no hay una asignación directa para el cumplimiento de las metas establecidas en el Pecc y ninguna de ellas tiene presupuesto asignado para su cumplimiento. De 70% de los recursos asignados del PEF, se invierten en programas y proyectos para ampliar, modernizar o construir vialidad urbana (puentes, libramientos, pasos a desnivel), que tienen un efecto contrario a los objetivos de mitigación.

Gabriela Niño, del Centro de Transporte Sustentable (CTS), aseguró que "es importante asignar por lo menos 10% del presupuesto que se va a construcción de vialidad urbana, a la implantación y fortalecimiento de sistemas integrales de transporte urbano, sobre todo a nivel de los estados y municipios. Asimismo, afirmó que es de suma importancia promover la eficiencia energética y la intermodalidad en la movilidad de mercancías y promover las tecnologías y combustibles limpios.

Por otro lado, Xavier Treviño, del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), aseguro que "en la asignación de presupuesto se deben ver reflejadas las prioridades del sector para mitigar GEI, sin quedar fuera aspectos como instrumentación de las normas de eficiencia vehicular; así como incrementar el apoyo financiero y alcance del programa de chatarrización". También recalcó de la importancia de "crear un fondo para inversiones de 250 millones de pesos, así como la inclusión en el Fondo Metropolitano de un mínimo del 5% del presupuesto, para promover el uso de la bicicleta como medio de transporte".

Referente al tema forestal, pudieron estimar que en México anualmente se deforestan cerca de 200 mil hectáreas de bosques y selvas, calculando que alrededor de 14% de las emisiones GEI totales son causadas por este problema. La propuesta de presupuesto para 2012, prevé una asignación de 6 mil 453 millones de pesos en 3 programas forestales que son Pago por Servicios Ambientales, Producción forestal y Protección forestal, lo que significa que será difícil verificar la ejecución de los recursos a través de los subprogramas y verificar el cumplimiento de las metas de mitigación y adaptación. Debido a lo anterior, se propone transparentar la asignación presupuestal para cada uno de los subprogramas para garantizar una política forestal que promueva el manejo sostenible de los bosques y su conservación activa señaló Iván Zúñiga del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS).

En lo que respecta al sector agrícola, ganadero y desarrollo rural se requiere redistribuir parte de los recursos dentro del Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable, hacia acciones -dentro del mismo Programa- que contribuyan de manera más efectiva al desarrollo sustentable de las comunidades rurales y campesinas.

De igual forma, el presupuesto debe garantizar recursos para que estados y municipios desarrollen estrategias locales por su enfoque intersectorial, garanticen la reducción de desigualdades para hacer frente al fenómeno y garanticen la seguridad alimentaria desde el fortalecimiento del campo con perspectiva de género.

Derechos reservados MUNDO PLÁSTICO
http://www.mundoplastico.net/nota-d.html

FORM_HEADER


FORM_CAPTCHA


FORM_CAPTCHA_REFRESH

GRUPO UNIVERPLAST

Poniente 27-A Col. del Gas, Azcapotzalco

México 55.56.07.99